Monthly Archives: November 2014

Acerca de… Juego de niños

Standard

pink-typewriter-vintage-royal-daffodils

En el patio de la escuela hay una higuera muy vieja, puedes alcanzar sus hojas si subes las escaleras. 

Saltar a la cuerda, jugar al avión, recoger la teja con la mano izquierda. 

Jugar al resorte y ganarle a todas. ¿No hay premio? No importa, mejor la satisfacción de vencer a la más ñoña. “Marinero que se fue a la mar y mar y mar para ver que podía ver y ver y ver.” 

Y entonces, ¿que tal saltar esas altas torres de llantas viejas? Igual que los niños. Eso no les gusta. Así las niñas no juegan. No importa, no importa, yo quiero saltar. !Mírame maestra! Mírame y elígeme para las competencias. “A don martín, se le murió, su chiquitín, de sarampión.”

Jugar  a las escondidas: uno dos tres por mí y por todos mis compañeros. Ahora tú las traes y a las tres se quema la bas. ¿Que canción vas a cantar para echar la suerte otra vez? “Zapatito blanco, zapatito azul, ¿dime cuántos años tienes tú?”

En el patio de la escuela hay una higuera muy vieja y el muro de la derecha está cubierto de hiedra.

Así con un gis muy blanco y los brazos bien abiertos, hay que dibujar el círculo que contendrá a las naciones para jugar al Stop. “Declaro, la guerra, en contra, de mi peor, enemigo, que es: (Yo te elijo a tí, que eres el que más me gusta. Sí, tú, el niño de la voz fuerte y la cicatríz en la mejilla derecha.)

En el patio de la escuela hay una higuera muy vieja, detrás de ella yo me escondo para que nadie me vea. 

Los niños se apartan; juegan esos juegos que son sólo de hombres en los que las niñas no pueden jugar: “dos, patada y coz, cuatro, jamón te saco, diez, elevado lo es.” 

Con resignación jugar con las niñas los juegos de palmas que son apropiados para señoritas de faldas tableadas. Cantar muy fuerte, chocar las manos y los dorsos al mismo tiempo, sin equivocarse: “corona, cerveza, media vuelta.”

Correr más fuerte, cantar más alto, nada de estudiar que a esta escuela se viene a jugar.

La niña rubia de la trenza larga, cuenta cuántos cuadros hay del corredor a la entrada. Se mira en los ventanales, canta y sueña, sueña y canta. “Manzana podrida, una, dos, tres, salida.” 

Pajaritas de papel, barquitos navegando hacia ninguna parte, ranas de lenguas rosadas y cubitos quitapiojos. Dibujos de colores brillantes, poblados de soles sonrientes, nubecitas blancas, árboles frutales y casitas de tejados rojos con chimeneas encendidas. “Cuando yo era joven, joven, joven, coqueteaba, coqueteaba, coqueteaba.”

En el patio de la escuela hay una higuera muy vieja y el muro de la derecha está cubierto de hiedra. La pequeña niña rubia, con la trenza ya deshecha. Abrazada a su mochila, está sentada en la puerta.

 

Advertisements

Acerca de… Poetry on Buses

Standard

A partir del día de hoy y durante una semana podrán leer y escuchar en mi propia voz, mi bello poema “Nostalgia”
Este poema forma parte de una exposición urbana en la ciudad en la que vivo y en la que 365 escritores y poetas fuimos elegidos para escribir acerca del amor por nuestros hogares.
Los invito a visitar el sitio.

http://poetryonbuses.org/poems/nora-giron-dolce/?indv=y&tag=y

poet-dolce